Las instalaciones eléctricas cada día son más complejas, ya que deben garantizar el suministro eléctrico de muchos equipos y sistemas, los cuales cada vez son más complejos y demandantes.

Sin embargo, las redes eléctricas tienen variaciones de voltaje y presentan picos, lo cual puede causar problemas a los equipos. Afortunadamente, en el mercado hay una gran variedad de equipos que nos pueden ayudar para prevenir afectaciones por las variaciones de voltaje.

Uno de los equipos más utilizados es el supresor de picos, este aparato está diseñado para aminorar las subidas de voltaje de corta duración menores a un ciclo de red.

¿Cómo funciona? Los supresores de voltaje desvían la energía de eventos transitorios, recortando la sobretensión de la instalación eléctrica y desviando la corriente para que no afecten tus aparatos eléctricos.

Lo ideal es instalar los supresores de voltaje de en forma de cascada, ya que ningún equipo suprime al 100% los picos de energía y sobretensión.